Trufas proteicas de chocolate

Trufas proteicas de chocolate

Ingredientes

  • Para las trufas:
  • 240 g de alubias cocidas y enjuagadas (aproximadamente 1 lata)
  • 25 g de cacao en polvo o cacao puro en polvo
  • 30 ml de jarabe de arce
  • 10 gotas de stevia
  • 25 g de proteína de guisante con sabor chocolate
  • 1,5 cucharadas (21 g) de aceite de coco, derretido
  • 30 ml (2 cucharadas) de agua tibia
  • 1 cucharada (7 g) de semillas de chia molidas Linwoods
  • Para la capa exterior de chocolate:
  • 120g de chocolate negro (75% - 85% cacao), cortado en trozos pequeños
  • 14 g (1 cucharada) de aceite de coco
  • Para decorar:
  • Semillas de cáñamo, cacao rallado y frambuesas liofilizadas trituradas

Preparación

  1. Mezclar todos los ingredientes de la trufa en un procesador de alimentos o batidora hasta que quede una mezcla suave.
  2. Poner la mezcla de trufa en un recipiente y dejar reposar en la nevera durante 1 hora.
  3. Una vez que la trufa este más firme formar en bolas. Hacer 9 trufas del tamaño de una pelota de golf!
  4. Colocar en una bandeja o un plato con papel de hornear y dejar en el congelador durante media hora.
  5. Verter el chocolate y el aceite de coco en una jarra medidora Pyrex de 2 litros. Derretir en el microondas durante incrementos de 30 segundos, revolviendo cada 30 segundos durante un total de 2 minutos. El chocolate debe estar completamente derretido.
  6. Retirar las trufas del congelador y tener preparado un plato limpio forrado con papel de hornear. Sumergir las trufas en el chocolate derretido uno por uno. Utilizar una cuchara para sumergir y enrollar rápidamente, sacar cada uno con un tenedor, sacudir cuidadosamente el exceso de chocolate y colocar en el plato limpio. Espolvorear con semillas de cáñamo, nibs de cacao o frambuesas liofilizadas a medida que avanza.
  7. Una vez recubiertos, dejar que se pongan firme a temperatura ambiente o colocar en la nevera si prefiere una trufa más firme.
  8. Guardar en la nevera durante hasta cinco días o a temperatura ambiente en un recipiente hermético durante hasta 3 días. Estos se congelarán muy bien y deberían durar hasta un mes. Descongelar a temperatura ambiente durante 20-30 minutos antes de comer.